El escenario electoral brasileño a menos de 2 meses

Como quedó el escenario electoral brasileño después de las convenciones partidarias

escenario electoral brasileño

Elecciones en Brasil – 13 candidatos, 30 partidos

escenario electoral brasileño

candidatos brasil – 2018-08-06

Luego de realizarse las convenciones partidarias, es posible consolidar el cuadro de las alianzas y medir la fuerza relativa de los candidatos. Además del tiempo de TV y del dinero a gastar en la campaña. Así como el número de alcaldes pertenecientes a la coalición para ayudar a medir la fuerza de cada candidato. Sin embargo, hay que recordar que los partidos no actúan en bloque y regionalmente habrá alcaldes que hagan su juego propio.

El siguiente cuadro muestra un resumen de la situación de cada candidato:

escenario electoral brasileño

¿Y las encuestas?

La primera encuesta electoral realizada tras la conclusión del período de las convenciones partidarias, que confirmó a los candidatos a la presidencia de la República y las respectivas alianzas formadas, continuó mostrando al diputado Jair Bolsonaro (PSL) en el liderazgo de la disputa. Considerando los escenarios en que no se evalúa el nombre del ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva (PT). Preso desde hace cuatro meses por corrupción pasiva y lavado de dinero. Según el estudio realizado por el Ipespe entre el 6 y el 8 de agosto, Bolsonaro tiene entre el 19% y el 23% de las intenciones de voto, dependiendo de la simulación de primera vuelta observada.

Bolsonaro también lidera en la carrera espontánea, cuando los nombres de candidatos no son presentados a los votantes. En este escenario, el parlamentario tiene el 17% de las intenciones de voto, técnicamente empatado por Lula, que osciló del 13% la semana pasada al 15%. El líder petista corre riesgos de ser impedido de participar en la disputa en función de la Ley de la Ficha Limpia, que impide candidaturas de condenados en segunda instancia. Los ex gobernadores de Sao Paulo y Ceará, Geraldo Alckmin (PSDB) y Ciro Gomes (PDT), respectivamente, tienen un 3% cada uno, mientras que el senador Álvaro Dias (Podemos) aparece con el 2%. Blancos, nulos e indecisos suman el 58% del electorado.

En uno de los escenarios simulados, Lula lidera con el 31% de las intenciones de voto, su mayor nivel ya registrado en la encuesta XP / Ipespe, iniciada el 15 de mayo. En este caso, el petista tiene ventaja de 12 puntos porcentuales con relación a segundo colocado, Bolsonaro, con el 19%. En otro pelotón, aparecen técnicamente empatados 4 candidatos: Geraldo Alckmin (PSDB), con el 9%; Marina Silva (Red), con el 8%; Ciro Gomes (PDT), con el 6%; y Álvaro Dias (Podemos), con el 5%. El grupo de los ‘no voto’ suma el 17% del electorado, menor porcentaje entre las simulaciones hechas.

El ex presidente Lula tiene el potencial para transferir votos a su posible sustituto, el ex alcalde de San Pablo Fernando Haddad, hoy vicepresidente de Lula. Sólo la información del apoyo explícito de Lula hace que Haddad salte del 3% de las intenciones de voto al 13%, en la segunda posición de la encuesta, 8 puntos detrás de Bolsonaro. La encuesta mostró que la migración de votos del ex presidente al ex alcalde salta del 10% al 36% cuando se incluye la información del apoyo efectivo. La mayor exposición del nombre de Haddad en los medios de comunicación también hizo oscilar la convicción de voto de sus votantes, del 4% en la semana al 6% ahora. Sin embargo, sigue siendo una figura desconocida para una parte expresiva del electorado (26%).

El levantamiento también mostró oscilación negativa de Ciro Gomes en las 4 simulaciones de primera vuelta, de 1 o 2 puntos porcentuales. Por su parte, Geraldo Alckmin, candidato que contará con mayor tiempo en el horario de propaganda electoral gratuito en la radio y en la televisión, mantuvo el nivel del 10% de intenciones de voto en todos los escenarios, excepto el que considera la candidatura de Lula, donde tiene el 9% . El tucano tiene al menos 10 puntos porcentuales menos que Bolsonaro en la carrera. Marina Silva mantuvo la segunda posición en las simulaciones sin candidato del PT y con Haddad candidato apoyado por Lula.

La segunda vuelta

Se probaron siete situaciones de segunda vuelta. En una disputa entre Alckmin y Haddad, el tucano se impone por 36 a 25%, con un 41% de blancos, nulos e indecisos. La diferencia llegó a ser de 16 puntos porcentuales a favor del candidato del PSDB en tres semanas. En una simulación de disputa entre Lula y Bolsonaro, el petista aparece al frente, con el 41% de las intenciones de voto contra el 32% del parlamentario, por encima del límite máximo de margen de error de ambos, y con el 26% de blancos, nulos e indecisos. Dos semanas atrás, la ventaja era de 6 puntos, lo que configuraba un empate técnico.

En el caso de Bolsonaro y Alckmin enfrentándose, la situación sería de empate, con cada candidato con el 33% de las intenciones de voto, incluso el porcentaje de los blancos, nulos e indecisos. La diferencia entre los candidatos llegó a ser de 7 puntos porcentuales a favor del diputado en la cuarta semana de mayo, por encima del límite del margen de error de ambos. En ningún momento hasta aquí el tucano estuvo al frente. En la eventual disputa entre Marina Silva y Bolsonaro, el escenario también es de empate técnico, con la ex senadora arriba por el 38% a 32%. Es la mayor diferencia ya registrada a favor de la ex senadora. Blancos, nulos e indecisos suman el 30%.

Empate técnico también es observado en la simulación de disputa entre Alckmin y Ciro, con el tucano numéricamente adelante por el 33% a 28%. La diferencia, dentro del límite de los márgenes de error, es la misma de hace dos semanas. Blancos, nulos e indecisos ahora suman el 40%. En el caso de Bolsonaro y Ciro se enfrentaban en una disputa de segunda vuelta, el escenario también sería de empate técnico, como en las últimas ocho semanas, con el parlamentario numéricamente al frente, con el 32% de las intenciones de voto contra el 30% de Ciro. Blancos, nulos e indecisos suman el 37%. En los dos primeros levantamientos, el diputado venció la disputa con diferencia superior a la suma de los márgenes de error de los candidatos. La encuesta también simuló disputa de segunda vuelta entre Jair Bolsonaro y Fernando Haddad. En este escenario, el parlamentario vence por el 37% al 29% de las intenciones de voto. El grupo de los ‘no voto’ suma el 34%.

El rechazo de los candidatos

La encuesta también preguntó a los entrevistados sobre los candidatos en los que no votarían bajo ninguna hipótesis. El líder en rechazo sigue siendo Lula, con una tasa del 60%, técnicamente empatado con cinco otros posibles candidatos: Jair Bolsonaro (57%) Ciro Gomes (60%), Geraldo Alckmin (57%), Marina Silva (59%) y Fernando Haddad (56%). En Bolsonaro, el nivel registrado es el mismo de la semana anterior, el más grande en su serie histórica. Lo mismo ocurre con Marina Silva, que repite porcentual por la tercera semana.

La mirada en el exterior de las elecciones en Brasil

En un extenso informe para sus clientes, el banco BNP Paribas intentó resumir el escenario electoral brasileño, con explicaciones sobre el posicionamiento de cada uno de los principales candidatos a la presidencia. El documento acaba con apenas un breve relato de la situación electoral. Probablemente enfocando las informaciones para clientes extranjeros, lo que puede incluso generar discordancia para quien acompaña más de cerca la política.

Ver al diputado Jair Bolsonaro bien arriba, cerca del nivel máximo de nacionalismo, puede generar debates. Principalmente tras las recientes declaraciones del candidato, levantando la posibilidad de privatización de Petrobras. Marina Silva aparece como la más cercana del centro, levemente inclinada hacia la izquierda, pero con un pensamiento que tiende a ser más ‘globalista’ que ´nacionalista’.

Mientras tanto, según el informe del banco, Geraldo Alckmin es el más cercano al espectro internacionalista.

escenario electoral brasileño

Y que dice The Economist

Por su lado, la publicación económica británica The Economist, expone bajo el título ‘Brasilia, we have a problem’ (‘Brasilia, tenemos un problema’). Según la publicación, el candidato a la presidencia Jair Bolsonaro sería un presidente ‘desastroso’ y es un riesgo para la democracia. El artículo resume el escenario electoral diciendo que, dos meses antes de la elección, no hay como predecir lo que sucederá. Ya que el líder de las encuestas, el ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva, está preso y debe ser considerado inelegible, mientras que ningún otro candidato llega al 20% de las intenciones de voto.

Para la revista, el candidato es alguien que hasta hace poco era un parlamentario obscuro, que tenía como principal habilidad la de ofender a los demás. Por el momento, el artículo dice que Bolsonaro no tiene apoyo de ningún partido político fuerte y que, si llega a la segunda vuelta, las posibilidades son de que los electores escojan con reticencia una alternativa, como Geraldo Alckmin.

Resumiendo

Es claro que el escenario electoral brasileño aún sigue muy indefinido. Las declaraciones en la campaña que se inicia irán marcando hacia donde puede inclinarse el electorado. Lo que sí queda claro es que habrá volatilidad en los mercados tanto como en el escenario político. Habrá que estar atentos y no dejarse llevar por las oscilaciones a la hora de tomar decisiones. Es posible que surjan oportunidades en este mar revuelto.

(Visited 30 times, 1 visits today)

Autor: InfoValor

También puede gustarle...

Deja un comentario